La tecnología en los extintores  siempre está en constante evolución, por lo cual ahora pueden ser monitoreados remota e inalámbricamente, con el fin de tener siempre una actualización constante de sus niveles de operación y darles el mantenimiento inmediato en caso de ser necesario.

El control inalámbrico se realiza mediante WIFI o GSM, con lo cual se controla inalámbricamente y en tiempo real la presión adecuada para el funcionamiento del extintor, entre otros aspectos que detallaremos más adelante.

La instalación se hace con un manómetro emisor, un receptor WIFI o tarjeta SIM, con un software que envía  un aviso en tiempo real sobre las condiciones del extintor.

De esta manera se pueden monitorear las tres características vitales:

  • Presencia: asegura que el extintor esté en el lugar apropiado.
  • Presión: comprueba que el extintor este presurizado y en funcionamiento: mediante báscula de pesaje e imágenes, se lanza un aviso cuando la presión sale de los límites de seguridad.
  • Obstrucción: asegura  que el extintor no esté bloqueado en su acceso.

Cuando no se  cumplan estos puntos, inmediatamente  se envía una señal por el emisor a la central de alarma, la cual en sus pantallas se verá un aviso acústico o visual.

Esto generará una respuesta ágil para resolver el problema, con lo que se ahorrarán costos de mantenimiento y los extintores siempre estarán en condiciones para combatir cualquier siniestro.