Ante cualquier siniestro siempre es necesario tener conocimiento de qué tipo de extintor debemos usar para combatir un incendio. En el blog de Amigo Fire Safety te compartimos los tipos de incendio que existen y el extintor adecuado para enfrentarlo.


Tipos de fuegos

  • Fuegos sólidos: conocido también como fuego de clase A, se produce en combustibles sólidos los cuales generan brasas. Los materiales que pueden provocar este tipo de fuego son el papel, madera, plástico, cartón, etc.
  • Líquidos inflamables: este tipo de incendio también es conocido como fuego de clase B y se genera por combustibles líquidos como pueden ser los derivados del petróleo como la gasolina, aceites vegetales, pintura, entre otros.
  • Gases: este pertenece a la clase C, incendios generados por gases como el acetileno, propano, butano, metano, etc.
  • Metales combustibles:  conocidos como tipo fuego D, estos como dice su nombre son generados por metales y aleaciones como sodio, potasio, magnesio, etc.


Tipos de extintores

  • Extintores de agua: estos son ideales para fuegos de tipo A, siempre en lugares donde no exista electricidad.  El agua actúa por enfriamiento absorción y sofocación.
  • Extintores de espuma:  funcionan para combatir fuego tipo A y B, no debe usarse en presencia de electricidad. La espuma genera una capa de material acuoso que desplaza el aire, enfría e impide que el vapor escape, y de esta forma se detiene la combustión.
  • Extintores de CO2: el CO2 es un gas y por lo mismo no conduce electricidad, es apto para fuegos tipo A, B y C. El dióxido de carbono está encerrado a presión en el extintor y cuando se utiliza se expande, esto provoca que la temperatura descienda de tal manera que se convierte en hielo seco y se enfría el combustible.
  • Extintores a base de polvos especiales: para combatir incendios clase D, existen distintas fórmulas para combatir los incendios de metales combustible. Estos funcionan en general por sofocación, provocando una barrera entre el metal y el aire.